Categorías
Sillas Gaming

Qué tener en cuenta a la hora de comprar una silla gaming barata

¿No sabes qué factores tener en cuenta para comprar una silla gaming barata? Más allá de preferencias en cuanto a la estética y del precio, hay una serie de factores que debes considerar para elegir la silla gaming barata que mejor se adapte a tus necesidades.

Factores a tener en cuenta de una Silla Gaming Barata

Tu altura y peso.

Para aprovechar al máximo la ergonomía de estas sillas, es importante que tu cabeza no sobresalga por encima del respaldo.

Si, por el contrario, te sobra espalda, asegúrate de que la silla cuenta con un cojín cervical que puedas ajustar a tu altura.

En cuanto al peso, las sillas gaming suelen aguantar una media de entre 100 y 150 kg, por lo que son bastante seguras para la mayoría de gente.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que, si eres una persona muy corpulenta y te gusta ajustar la silla en una posición alta, algunos modelos poco robustos podrían no aguantar mucho tiempo a la altura deseada e ir cediendo paulatinamente bajo tu peso.

Material

Antes de decidirte por un modelo concreto, comprueba el material con el que está forrado el asiento y piensa si es el adecuado para ti y tus circunstancias.

El cuero sintético dota a la silla de un aspecto elegante, es muy fácil de limpiar y casa bien con prácticamente cualquier estilo decorativo. Sin embargo, no es la opción más cómoda en verano, especialmente si te gusta estar sin camiseta o llevas ropa que permita que tu piel entre en contacto con la silla.

Otros tejidos transpiran bien, pero son más difíciles de limpiar y quizá no te convienen si en tu casa hay niños, mascotas que sueltan pelo o te gusta comer mientras trabajas o juegas.

Siempre puedes optar por el cuero natural, pero eso se va a notar en el precio, claro.

Cojines y reposabrazos

La estructura de la silla debe acompañar tu cuerpo, guiándolo para conseguir una buena postura, sin forzar. Por eso es interesante que tanto los cojines (lumbares y cervicales) como los reposabrazos sean ajustables.

Los cojines lumbares buscan proteger la zona baja de la espalda, acoplándose a su curva natural e impidiendo que la espalda “se caiga”, algo que tiende a ocurrir cuando estás cansado o llevas mucho tiempo sentado. Así mantienes una postura recta sin caer en la rigidez.

Los cojines cervicales hacen exactamente lo mismo pero en el cuello, otra de las zonas que sufre mucho con una mala postura. La tendencia cuando te concentras mucho es avanzar la cabeza, y eso no suele ser una buena idea.

En un cojín cervical, igual que en la zona lumbar, hay que tener muchísimo cuidado con el ajuste. Si no se adapta totalmente a la curva del cuello, es peor el remedio que la enfermedad: el cojín empujará tu cabeza hacia adelante, forzando demasiado la postura. Y eso, a la larga, implica dolor muscular (o alguna lesión peor). De hecho, hay muchos gamers que no soportan los cojines por este motivo.

Reposabrazos

Los reposabrazos también son muy importantes a la hora de mantener la postura, y quizá una de las piezo. Piensa que si apoyas los brazos todo el tiempo en la mesa, estás forzando la postura: lo ideal es que mantengas un ángulo de 90 grados con respecto al cuerpo.

Para ello es imprescindible que el reposabrazos sea regulable en altura. Eso es lo mínimo, pero muchas sillas permiten también ajustar la inclinación, o incluso un leve balanceo para acompañar los movimientos naturales del cuerpo.

Como en todo, cuantas más opciones de personalización tengas, mejor. Así ajustas la silla a tu postura de forma exacta. Sin embargo, piensa que vas a tener dedicar un tiempo a dejarlo todo a tu gusto: no es tan fácil como sentarte en la silla nueva y empezar a jugar. Cuando topes con la postura perfecta, lo agradecerás.

Ruedas

¿Son las ruedas de un material que pueda dañar el suelo de la habitación donde tendrás la silla?

¿Quieres deslizarte fácilmente del escritorio a la estantería empujándote un poquito con el pie o prefieres que la silla no resbale mucho para que no se mueva cada vez que lo hagas tú?

Espacio del que dispones.

Si cuentas con poco espacio, quizá te interese una silla pequeña que puedas encajar bajo el escritorio cuando no la uses y no te importe si se reclina mucho o poco.

O quizá, por el contrario, prefieras una más completa que te permita deshacerte de algún otro mueble al que pueda sustituir (un pequeño sofá o butaca, por ejemplo).

Qué uso vas a darle.

No gastes de más en extras que no necesitas y ten en cuenta que buscas una silla gaming barata y también en qué contexto vas a utilizar tu silla.

Un diseño agresivo con un color estridente puede motivarte para competir online, pero también puede menguar tu seguridad en un despacho si trabajas en un sector muy tradicional y quieres transmitir seriedad a un socio o cliente desde tu silla.

En resumen, ¿para qué quiero una silla gaming barata?

Sí, las sillas gaming se han diseñado pensando en esa gente, profesional o no, que pasa largas horas sentada delante de una pantalla jugando a videojuegos.

Pero precisamente porque están hechas para ofrecer la máxima ergonomía y prevenir las consecuencias negativas de estar mucho tiempo sentados, no deberían considerarse un producto exclusivo de la comunidad gamer: son muy recomendables para todas aquellas personas que, por la razón que sea, pasan bastantes horas en una silla.

Que no te eche para atrás ninguna etiqueta ni te asusten los atrevidos colores de las sillas gaming de los youtubers: si eres oficinista o estudiante, por ejemplo, una silla gaming es una inversión en tu salud y seguro que hay una ideal para ti.

Como has visto, tienes dónde elegir: diseño, material, estética, colores, complementos, tamaño, precio…

Son un poco más caras, es cierto, pero vas a sentir que la has amortizado en cuanto notes los beneficios que proporcionan en tus propias carnes.

Quizás pueda interesarte

monitor HD
monitor HD de grandes dimensiones y muy buena calidad
Alfombrilla para raton original
Alfobrillas con los diseños mas originales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *